Históricamente, la aparición de adelantos tecnológicos aplicables a las actividades productivas ha producido cierta reticencia por parte de los empleados. Pensemos, por ejemplo, en las máquinas de vapor o en los robots mecánicos que, en sus inicios, fueron estigmatizados como destructores del empleo humano, creencia que no resultó ser cierta. En la actualidad, los trabajadores digitales atraviesan el mismo proceso.

Lejos de eliminar puestos de trabajo y dejar en la calle a miles de personas, los bots de software son grandes aliados de los colaboradores, ya que los ayudan a dejar de lado tareas tediosa y aportan valor a sus tareas diarias aumentando su satisfacción. A continuación, te contamos más sobre este fenómeno.

¿Cómo conseguir que tus empleados estén más satisfechos?

No hay dudas de que la pandemia de la COVID-19 ha dejado consecuencias en la forma en que las personas proyectan su carrera profesional. Muchos trabajadores que antes soportaban posiciones que implicaban una alta carga laboral, 100% de presencialidad y la realización de labores repetitivas y cansadoras han decidido patear el tablero y dejar sus puestos en busca de un cambio.

La Gran Renuncia, tal como se conoce a este fenómeno, es un movimiento por el cual numerosos colaboradores de diversas profesiones e industrias deciden renunciar a sus trabajos para encarar nuevos desafíos profesionales o tomar nuevos caminos que pongan la calidad de vida y el work-life balance en primer lugar.

Los motivos que llevan a las personas a renunciar masivamente son diversos e incluyen búsqueda de mejor compensación y beneficios, tareas poco motivadoras y falta de reconocimiento o de alineación con los valores corporativos. Frente a este panorama, la automatización de procesos se revela como una herramienta fundamental para revertir este fenómeno.

La RPA es clave aumentar la satisfacción de los empleados ya que, al tener la capacidad de imitar el comportamiento humano, los trabajadores digitales liberan a los colaboradores de tener que realizar operaciones cansadoras y tediosas, como, por ejemplo, introducir valores en una planilla de cálculos o copiar y pegar datos entre diferentes sistemas.

Al tener más tiempo libre, los empleados tienen más oportunidades de llevar adelante tareas que les produzcan disfrute y que impacten positivamente en su día a día. Asimismo, cuentan con más posibilidades de capacitarse y de dedicarse a funciones de mayor valor para la organización.

De hecho, de acuerdo a una encuesta reciente realizada a empleados de diferentes industrias en las cuales se ha implementado RPA, el 62% dice sentirse siente más satisfecho con su trabajo, el 72% indica que su productividad aumentó y el 62% sostiene que puede dedicar mayor tiempo a tareas creativas.

Por último, los trabajadores digitales permiten a las organizaciones implementar esquemas de trabajo flexibles, sean 100% remotos o híbridos, transformando las posiciones y construyendo una cultura corporativa que prioriza los requerimientos de los colaboradores.

Lo que los trabajadores digitales pueden hacer por nosotros

Ahora que ya hemos derribado uno de los mitos sobre RPA más difundidos, es momento de explicar qué tipo de tareas pueden automatizarse a través de la implementación de trabajadores digitales en las organizaciones.

La automatización robótica de procesos es altamente valiosa en aquellas áreas en las cuales existen abundantes tareas repetitiva que se ejecutan de manera manual, en los departamentos con procesos estandarizados que cuentan con altos volúmenes de procesamiento de datos o documentaciones, y en los procesos en los cuales interactúan diferentes plataformas tecnológicas.

Recursos Humanos es uno de los sectores que mayor provecho puede sacar de la RPA, automatizando procesos onboarding, offboarding, solicitud de licencias y vacaciones,  generación y pago de cargas sociales y de sindicatos, liquidación mensual, pago de bajas y adelanto de vacaciones, y registro y reclasificación de ausencias en días feriados.

Asimismo, también existen otras áreas empresariales que contienen procesos automatizables:

  • Impuestos. Control de retenciones sufridas y reclamos, conciliación de retenciones y percepciones (ingresos brutos), control de retenciones y percepciones, generación de TXT para declaraciones juradas.
  • Compras. Aceptación de pedidos en VMI, compras intercompañía, orden de negociación y orden de compra.
  • Contabilidad. Actualización del tipo de cambio, previsiones contables, ajuste de inventarios.
  • Finanzas. Posición financiera diaria, generación de pases bancarios, reportes de pedidos de efectivo o caja chica. 
  • Logística. Cross Docking, distribución forzada, abastecimiento a tiendas, reporte de trackeo, reportes al Centro de Distribución.

Trabajadores digitales, la solución para liberar el potencial humano

Como podemos ver, la puesta en marcha de fuerza de trabajo digital no conlleva la pérdida de empleados ni es una amenaza para los colaboradores. Al contrario: los trabajadores digitales son facilitadores para la liberación del talento de las personas.

En primer lugar, gracias a los robots de software, los empleados pueden dejar de lado aquellas tareas repetitivas que les quitan tiempo y les insumen mucho esfuerzo, permitiéndoles aprovechar al máximo su potencial y operar como agentes creativos y estratégicos.

En segundo lugar, las compañías que adoptan esta tecnología atraviesan un nuevo paradigma en la gestión del cambio y de los recursos humanos, dado que la utilización de RPA requiere perfiles adaptados que cuenten con competencias específicas. Los robots necesitan gobernanza y, en ocasiones, ayuda de los humanos para completar tareas. Por ejemplo, en caso de que haya incongruencia o errores en los datos de origen.

No hay dudas de que, en los próximos años, el humano y la máquina trabajando por separado no serán suficientes para que las organizaciones puedan mantenerse competitivas y satisfacer las demandas del mercado y de los consumidores.

El futuro de las empresas incluye un modelo híbrido que combine robots y empleados humanos, en el cual cada uno haga lo que mejor sabe hacer y donde los colaboradores tengan la capacidad de pensar de manera creativa, estratégica y crítica para sacar lo mejor de sí mismos y poder innovar en sus tareas.La creación de una fuerza laboral mixta que incluya humanos y trabajadores digitales cambiará el paradigma operativo de las organizaciones aumentando su productividad, a la vez que potenciará al máximo el talento de los colaboradores. ¿Tienes dudas? Contáctanos.